Terapia Manual y Masaje

 

 

Las técnicas de masaje liberan, equilibran las tensiones y energía contenida de los tejidos blandos del cuerpo: músculos, tendones, fascias, aponeurosis... Además, desencadenan una respuesta vascular y sobre el sistema nervioso que aporta riego sanguíneo, relajación y sedación, aliviando el dolor. Como consecuencia, se mejora el movimiento así como la función corporal general. 

Combinando la terapia manual, el ejercicio y el masaje, podemos aliviar múltiples dolores, facilitar la recuperación y la vuelta a la funcionalidad de la región lumbopélvica.

 

Las técnicas manuales que utilizo son articulatorias, suaves sin impulso ni alta velocidad. Van acompañando al movimiento dentro de su rango funcional y sin dolor. Se basan en estiramientos miofasciales y movilizaciones asistidas por el fisioterapeuta. Combinan el masaje con el movimiento de forma armónica a gradable para el paciente.

 

Los dolores musculares muchas veces están relacionados con la presencia de puntos gatillo miofasciales. En este caso, el dolor puede ser regional y referido a distancia del músculo afectado. Los puntos gatillo son tratados con técnicas manuales (presión, inhibición y estiramiento) o instrumentales como el uso de ventosas, instrumentos de masaje o excepcionalmente la punción seca, que en los casos más rebeldes también es muy eficaz.

 

 

 

Versión para imprimir Versión para imprimir | Mapa del sitio
© Beatriz Gisbert Morant

Llamar

E-mail

Cómo llegar