¿Qué problemas pueden estar relacionados con mi suelo pélvico?

  

 

Las disfunciones del suelo pélvico implican alteraciones en todo el conjunto abdominal, pélvico y perineal. Por eso en el tratamiento abordaremos el suelo pélvico, el principal elemento implicado, pero también otros posibles sistemas interrelacionados como:

 

  • Postura y movimiento: Dolor lumar, dolor pélvico o genital...
  • Respiración: pérdidas de orina relacionadas con esfuerzos, la tos, bloqueo de la movilidad del diafragma ...
  • Fu nción urinaria: incontinencia, hiperactividad de la vajiga, dificultades para orinar, urgencia miccional, goteo tras orinar...
  • Función defecatoria: dolor anal, estreñimiento, hemorroides, incómodas pérdidas de gases o de materia fecal...
  • Función sexual masculina o femenina: dolor en las relaciones sexuales, prostatitis, problemas de erección, falta de sensibilidad genital o de placer sexual ...
  • Cambios que se producen en el embarazo y el parto en la mujer: preparación y recuperación del cuerpo de la mujer tras la maternidad...

 

Y por ello, la fisioterapia del suelo pélvico debe abarcar, desde una visión global del paciente,  todas las funciones pélvicas, perineales, abdominales que puedan verse afectadas y dar soluciones funcionales en conjunto. 

 La fisioterapia del suelo pélvico se encarga de la reeducación de las disfunciones pélvicas, urinarias, defecatorias, ginecológicas y sexuales, en niños, mujeres y hombres.

 

 Es la primera línea de tratamiento de muchos problemas urogenitales obteniendo grandes resultados sin efectos secuandarios o adversos. Además también es muy importante la fisioterapia antes y después de una cirugía pélvica, antes y después del parto...

Versión para imprimir Versión para imprimir | Mapa del sitio
© Beatriz Gisbert Morant

Llamar

E-mail

Cómo llegar